losamigosdefresno

Dedicado a Fresno de la Vega y a todos los que llevamos a nuestro pueblo en la memoria

sábado, 2 de agosto de 2014

FIESTA DE ANTAÑO se fue y...FIESTA DEL VERANO viene


Somos así de rumbosos : de fiesta en fiesta. 





Decía el programa que a las ocho y media empezaba la juerga y sí, con puntualidad inglesa a las ocho y media, estalló el cohete.  Ese cohete que, en Fresno, siempre anuncia que empieza lo que tenga que empezar. 
Lo primero era la función de teatro, aunque para muchos, por obra y gracia de a lluvia, fue lo único que disfrutaron.   La obra: "La tonta de Pilarín", naturalmente de risa, la  interpretaba por un cuadro de actores, mejor dicho de actrices en este caso, dirigidas, caracterizadas, maquilladas y presentadas por Pilar Amenedo, esa bruja que no se sabe como, pero  siempre consigue encontrar un guión  desternillante para hacernos reír con ganas.  




Las actrices ya tienen más tablas que Rafaela Aparicio y lo bordan, pero en contra de lo que dice el programa todas eran nativas, de foráneas nada, como mucho oriundas.  Muy guapas, se lo sabían a la perfección y de vez en cuando también se las escapaba la risa.


























Al final de la obra, éxito total, y para celebrar los veinticinco años de Fraxino, la asociación quiso reconocer a algunos de sus socios la colaboración especial con la que se han significado en estos años, haciéndoles entrega de una placa de recuerdo y unas palabras cariñosas para cada uno de ellos.  Por allí pasaron la primera y la actual presidentas y  otras personas que por diferentes razones se hicieron merecedoras de ello,  pero el reconocimiento para el socio más destacado fue para Inda que recogió emocionado su placa y tuvo, él también,  unas palabras de agradecimiento hacia Fraxino y hacia sus socios.












 Mientras tanto, lucimiento general de trajes.  Sería por miedo a que lloviera como temíamos o por lo que fuera, este año se animaron menos antañeros a vestirse de antiguo, pero no estuvo mal la  cosa:  

















  

 Pero las mejores, las más elegantes y las más guapas,  sin duda,  fueron las más jóvenes:







 Y este, el ambiente por la plaza, a la espera de que la cena estuviera lista:












  







Todo bien, mucha risa, mucho charlar con unos con otros, mira que chula o chulo vas, mira que niñas más guapas...foto por aquí, foto por allá y mientras tanto, del río,  venían unas nubes negras que nos tenían a todos con el cuello dolorido de tanto mirar al cielo y que media hora antes de que terminaran de asar y de que empezasen a repartir se abrieron en agua, empezó a llover y por decirlo claro, quiso terminar con la fiesta:



  





Pero de acabar con la fiesta nada, los más valientes cenamos allí, así con un par:




 No era esta la única mesa, había más pero no tenemos fotos.  Un poco fresco si estaba, más el chorizo, la conversación y el vino con gaseosa calentaron el ambiente lo necesario.  Comimos, bebimos y charlamos entre otras cosas de los negocios que habíamos conocido en la plaza: el estanco de Elia y Eliodora, la segunda tienda de Deli hoy de Begoña, la ferretería del señor Francisco, el posterior estanco de Antonio Bodega, la zapatería de  Isidoro Manso, la tienda del señor Miguel Pacios y después de Deli antes de trasladarse a la otra,  el casino, la sastrería de Francisco, la factoría de bollos de Jeroma,  la zapatería de Dámaso, la centralita de teléfonos...Y sin olvidar que en la esquina de la casa de Dolores, ponían las carteleras del cine.  Vamos que se cuenta  y los niños de ahora pesarán que Fresno fue Nueva York...De todos modos en buena compañía con poco se pasa bien.
No fué una farra monumental, ni lo teníamos tan preparado como nuestros vecinos de mesa, los que no tienen foto, que llevaron los entrantes, las bebidas y los postres (habrá que ir copiando) pero cumplimos con todo el programa. El próximo año será mejor, que duda cave.


Bueno,  estos de Fraxino que trabajan más que nadie sabe, ya preparan la siguiente.  Porque quieren mantener el espíritu de pueblo, que nadie pierda sus raíces,  que Fresno siga siendo ese refugio emocional al que acudimos de hecho o con el recuerdo, cada vez que necesitamos un baño de afecto.  
Así que id haciendo todos un hueco en la agenda para estar a la paella de La Fiesta del Verano.  Esta es una cita ineludible,  consolidada gracias al empeño que ponen  en reunirnos a todos,   los que viven allí y los que llevamos a nuestro pueblo en la memoria.




En contra de lo que algunos puedan pensar, en Fresno no andamos de fiesta en fiesta, ya sabemos que se trabaja mucho,  mucho, hay quien dice que no es un pueblo que es una fábrica, tiene que haber opiniones para todos los gustos.
Y pasan muchas cosas:

Nos esperan en as ferias de los ajos







Se quema el Jano



 Iván que no para de darnos alegrías



Puesto nº 15 en el el europeo de República Checa.  Y continúa de campeón nacional.
Solo esta pequeña reseña, por que en el último mes todas las semanas figura en varias noticias deportivas, la mayor parte de la prensa de León y algunas de medios nacionales. Es lo que tiene llegar a esos niveles. Enhorabuena.


También la Feria del Pimiento, calienta motores






 Y otros  se lo pasan engrande,  como debe ser.  





 Finalmente,  esta pareja de amigos y residentes en Fresno que preparan una expedición a la Tierra de Fuego.  Recientemente fueron designados embajadores del Pimiento Morrón de Fresno de la Vega con la finalidad de abrir mercados allí donde aún no han llegado, aunque sí su fama.

a la salida de la ceremonia de investidura como embajadores.


 Tras la broma,  llegamos al final con la esperanza de volver pronto con más asuntos de nuestro pueblo.  Dado el tema que nos ha ocupado en esta ocasión, habrá que despedirse con un "que nos quiten lo bailao."