losamigosdefresno

Dedicado a Fresno de la Vega y a todos los que llevamos a nuestro pueblo en la memoria

sábado, 28 de junio de 2014

¡CUANTO TIEMPO!


No era vagancia,  ni tampoco faltaban asuntos que traer y comentar.  Yo diría que los astros se alinearon en el sentido  de la fatalidad y un buen día, así sin  más ni más, comenzaron los desastres:
Primero hakearon el blog, los troles del ciberespacio encontraron la llave, entraron, cambiaron la apariencia, alteraron la plantilla y robaron el contador de visitas.  Por fortuna las habilidades informáticas de Miguel Ángel Reinoso, son mayores que las del haker, puesto que desentrañó una por una las manipulaciones, deshizo los cambios, recuperó el contador y lo devolvió todo a su ser.  
Después fue el correo el que cayó en manos de los malévolos.  Alguno de esos cerebros cibernéticos  que todo lo vigilan encontró una fisura de seguridad y se coló para enviar spam a mansalva, hasta que fue detectado por el servidor y lo bloqueó.  Sangre, sudor y lágrimas para desbloquear el dichoso correo.

Finalmente fue el ordenador: "en pane" que dirían los franceses.  Un calentón y a la m la placa base.  En este caso no había habilidades ni sudores que lo remediasen.  Ordenador nuevo. Y en eso estamos, aprendiendo a manejar.  
Pero no hay que apurarse, las desgracias siempre gozaron de muy buena prensa, tanto en la cultura popular: "no hay mal que por bien no venga" como en el pensamiento de los grandes hombres "el infortunio es la madre del genio" dijo Napoleón.  Bueno pues a esperar tranquilamente las grandes prebendas que están al llegar...

Hay tantas cosas acumuladas, de esas que llenan este espacio, como las menciones a Fresno, a sus gentes o a sus productos en la prensa , la fiesta del Corpus...ya sabemos que, aquí, las noticias no son muy frescas pero no por eso son menos sabrosas.  Aunque sea sin mucho orden, ahí va todo lo reseñable de este mes largo:

El pasado fin de semana, la fiesta del Corpus, algo decaída si pensamos en lo que fue en el pasado, ahí sigue para disfrute, sobre todo,  de los más pequeños que acuden encantados a la carrera de cintas.  A decir verdad, no solo disfrutan los pequeños, la carrera se desarrolla por categorías y también hay para medianos y mayores.  Después la tarusa que ya es un clásico, no solo porque sea un juego antiguo recuperado, es que en cada ocasión hay más participantes y no digamos espectadores.




Y muy chulos los fuegos, porque este año si hubo fuegos.  Y verbena como siempre.


Por otro lado, tenemos que agradecer a nuestro vecino Jesús el detalle de mandar un enlace de leonoticias con el artículo donde se comenta la última, por ahora, carrera ganadora de Iván Marcos, actual campeón nacional de su especialidad, los deportes de inercia.  
Para los que andan fuera del pueblo, decirles que Iván es hijo de Marysol García Cancelo y de Javier Marcos.  Y para los que además de estar fuera, peinamos muchas canas, decirles que es nieto de Fina, de Berta y de Guin.
No le pierdan de vista que nos va a dar muchas alegrías. Felicidades al campeón y a su familia.

http://www.leonoticias.com/frontend/leonoticias/Ivan-Marcos-Segundo-En-La-Copa-Castilla-Y-Leon-vn147841-vst389

Esta carrera de Burgos era la segunda de esta temporada para él.



Pero en esos mismos días, el mismo Jesús,  con sus caligrafías y artesanías, era sujeto del interés de la prensa en la feria  de Santa Cristina de la Polvorosa:



 Y no fue el único:




Otra más, aunque desconocida. El artículo de Ana Gaitero, no va de Fresno, pero menciona a la mujer del tiempo de Fresno de la Vega y...¿Quien será?...No lo dice.





Luego está el protagonista más protagonista de todos.  Si recogiéramos todo lo que sale en la prensa,  esto sería un monográfico inacabable 





Pero para interesante, este artículo sobre la Plaza Vieja de León.  En Fresno siempre se la conoció con este nombre, lo de Plaza Mayor era el nombre para turistas.  

http://www.diariodeleon.es/noticias/revista/mercado-mil-anos_894185.html


Interesante si, pero que injusto con los hortelanos y hortelanas de Fresno,  protagonistas indiscutibles de todo cuanto aconteció en ella, miércoles y sábados, durante más de un siglo.  Ciertamente, se mercaban más productos relacionados con el campo como los aperos o las semillas, pero de forma secundaria.  Ciertamente,  los de Fresno no eran los únicos vendedores, pero casi...Sin embargo, qué lástima que el periodista lo mencione como de pasada, quizá no tuvo muy buenas fuentes. 
Pero si hasta durante la guerra,  en León pudieron comer gracias a la hortaliza de Fresno, porque las mujeres no dejaron de plantar y de ir al mercado cuando los hombres estaban en el frente.  
Si en el año cuarenta, el gobernador de León se desplazó hasta nuestro pueblo para agradecer personalmente a las mujeres de Fresno que hubieran mantenido la plaza abastecida todo el tiempo.  
Incluso hay alguna anécdota muy, muy graciosa sobre este asunto, me la contó, al igual que la historia del gobernador, Purita:  

IR AL MERCADO DE LEÓN DURANTE LA GUERRA ERA UNA AVENTURA.

Pero era necesario porque había que comer.  Y en Fresno muchas mujeres, estando los maridos y hermanos en el frente, plantaban ellas e iban a León los miércoles y sábados como habían hecho siempre,  pero iban solas y las familias estaban un poco temerosas porque no era seguro debido a las patrullas que las interceptaban y podía pasar cualquier cosa: se hablaba de robos y otros abusos.


En una ocasión, uno de esos días de mercado, iban con un carro de berzas la señora Olimpia, la señora María Prieto y la señora Soledad García.  Pasó que al llegar cerca de León, en Villarente, las echó el alto una patrulla de soldados y ellas muy asustadas empezaron a decir: “ coged las berzas que queráis pero no nos hagáis nada que somos una pobres mujeres que trabajamos las tierras porque tenemos a los hermanos en el frente y vamos a León a ganar algo para la familia”.  Los soldados, al verlas  tan nerviosas se reían del mido de las tres mujeres.  Y las tranquilizaron presentándose como los encargados de adquirir vituallas para la tropa del ejército republicano que estaba cerca de allí.  Por eso estaban esperando a que pasaran los carros de Fresno y al ser ellas las primeras que veían estaban dispuestos a comprar toda la carga.  Así fue como llegaron a un acuerdo y sin entrar en León vendieron todo y volvieron al pueblo.  Al llegar a casa, tan pronto y sin carga, las madres se temieron lo peor.  Preguntaban qué las había pasado…”¿Pero que os hicieron?”  Y decía la señora Olimpia: “ nos pagaron bien, repartimos el dinero, dimos en casa lo que había que dar y todavía tuvimos para comprarnos unas medias de nailon cada una.”

en e




Alguna cosa más:










Y la hoguera de las vanidades en la feria del libro:
















Si es mucha desgracia no saber hablar bien, peor es no saber callar a tiempo
La adversidad no es desgracia
El infortunio es la madre del genio
El infortunio esta en el origen de la prosperidad


domingo, 11 de mayo de 2014

HACE YA TREINTA AÑOS...



Homenaje a todos los que ya vivimos, o casi, en nuestra TERCERA EDAD.


Al olmo viejo, hendido por el rayo 
y en su mitad podrido, 
con las lluvias de abril y el sol de mayo 
algunas hojas verdes le han salido. 
¡El olmo centenario en la colina 
que lame el Duero! Un musgo amarillento 
le mancha la corteza blanquecina 
al tronco carcomido y polvoriento. 
No será, cual los álamos cantores 
que guardan el camino y la ribera, 
habitado de pardos ruiseñores. 
 Ejército de hormigas en hilera 
va trepando por él, y en sus entrañas 
urden sus telas grises las arañas. 
Antes que te derribe, olmo del Duero, 
con su hacha el leñador, y el carpintero 
te convierta en melena de campana, 
lanza de carro o yugo de carreta; 
antes que rojo en el hogar, mañana, 
ardas en alguna mísera caseta, 
al borde de un camino; 
antes que te descuaje un torbellino 
y tronche el soplo de las sierras blancas; 
antes que el río hasta la mar te empuje 
por valles y barrancas, 
olmo, quiero anotar en mi cartera 
la gracia de tu rama verdecida. 
Mi corazón espera 
también, hacia la luz y hacia la vida, 
otro milagro de la primavera. 
ANTONIO MACHADO


Porque ayer, día diez de mayo se cumplieron treinta años desde que se constituyó en Fresno el HOGAR DEL PENSIONISTA, mediante la firma de sus estatutos, la constitución de la Junta Directiva, la fijación de la sede y la inscripción en el Registro de Sociedades Sin Animo de Lucro.  En aquel momento era alcalde de Fresno, Emilio Prieto, entusiasta y promotor del proyecto junto con los socios constituyentes cuyas firmas podemos reconocer en la última página de esos estatutos gracias a  Emilio que nos facilitó un ejemplar:





Esta asociación, como muchas cosas importantes en la vida, pasó por  turbulencias que se abrieron una brecha entre socios dando lugar dos asociaciones obligadas a convivir. 
Afortunadamente el pueblo es lo bastante grande como para que todos quepamos en él y un día, no tardando tanto, habrán desaparecido de la memoria de todos,  unos agravios que no pudieron ser tan grandes como para que nadie a quien le queda el último tramo de vida por delante desperdicie ni un solo día en ser infeliz. Si de sabios es perdonar,  de listos será olvidar.  
A unos y a otros un sincero homenaje y el agradecimiento por sus esfuerzos para  conseguir que los que vamos llegando a esa tercera edad lo podamos hacer de buena manera, con actividades culturales y de ocio que contribuyan a ello. Porque el tiempo pasa, lo borra todo y, finalmente, solo quedan las firmas de nuestros padres o abuelos en el papel, pero como dice el poema de Machado, por seco que esté el olmo, todas las primaveras se produce el milagro de las nuevas hojas verdes que brotan.
Un recuerdo entrañable para los que firmaron hace treinta años y especialmente para mi padre, Sinesio, que fué el primer secretario de la asociación y, el próximo viernes 16 de mayo, hará veinticinco que falleció.

En Fresno se dicen algunos refranes referidos a la edad pero no muchos y la mayoría muy negativos.  Ser viejo es algo que no gusta:

- Amigo, oro y vino, cuanto más viejo más fino.
- Al burro viejo, poca carga y poco pienso
- Al burro viejo, el peor aparejo.
- Viejo casado, dale por finado.
- Casamiento a edad madura, cornamenta o sepultura.
- Bebe vino y de viejo estarás como un niño.
- El buey viejo, tira poco pero guía bien.
- Buey viejo, surco derecho.
- Busca en la mujer lo que la edad no se lleve.
- Cortan mas las viejas que las tijeras.
- El diablo viejo, se metió a santo (alguien que quiere engañar)
- Cuanto más viejo, más pellejo (con la edad se acentúan los defectos
- Dale tiempo al tiempo y el mozo llega a viejo.
- Dicen que es malo llegar a viejo,  pero peor es no llegar a serlo.
- Quien de joven corre, de viejo galopa.
- El tiempo todo lo cura, menos la vejez y la locura.
- Cuando vienen mal dadas, hasta la abuela se pone de parto.
- El que a los veinte es viejo, a los cuarenta pellejo.
- Es viejo el doliente, aunque tenga veinte.
- Es joven quien está sano, aunque tenga ochenta años.
- La vejez es deseada, pero cuando llega es odiada.
- Más envejecen las penas que las canas.




Cambiando de tema, un vistazo a la prensa.  Así está presente nuestro pueblo en los medios:








Y Ramón Bodega con DE VINOS POR MI BARRIO...ciento y muchos.
http://www.youtube.com/watch?v=h2OnkSQqwYI
http://www.youtube.com/watch?v=h2OnkSQqwYI
http://www.youtube.com/watch?v=Rak7f8bkWSQ

Tampoco facebook está quieto:






Finalmente y como no podía ser de otra forma, unos DECIRES DE FRESNO:

- Los de Fresno no sustituyen...hacen las veces.
- Los de Fresno no tienen mocos...se les caen las velas.
- Los de Fresno no pierden los papeles...les da la ventolera.
- Los de Fresno no pegan...dan verdiscazos.
- Los de Fresno no compran los trajes de novios...compran las vistas.
- Los de Fresno no son comilones...son zampones.
- Los de Fresno no son torpes...son zamarros
- Los de Fresno no tienen talones...tienen zancajos.
- Los de Fresno no hacen el bago...andan a la zangamanga.
- Los de Fresno no hacen el bago...zanganean.
- Los de Fresno no son tartamudos...son zarabetos.
- Los de Fresno no dan una paliza... dan una zurra.
- En Fresno no hay patos silvestres...hay gallinatas y zarapitos.
- En Fresno no hay grosellas...hay zurrimínganos.

losamigosdefresno@gmail.com








domingo, 6 de abril de 2014

CUANDO EL RIO RUGE...



Cuando el río ruge...no es un refrán, no es el refrán ese de "cuando el río suena... agua lleva" que se refiere al sentido posible de los rumores.  El título de la entrada, es el de una antigua película en la que los habitantes de un valle, poblado de granjeros  labradores, se ven obligados a enfrentarse a la furia de un caudaloso río, durante una semana de intensas lluvias, para poder defenderse de los graves daños que podría ocasionar el empuje brutal y descontrolado de las aguas desbordadas de su cauce, no solo arruinando las cosechas (en este caso de maíz y algodón) si no de los gravísimos destrozos que hace el agua cuando arrasa los pueblos y los terrenos.  Y lo hacían por un sistema que, en Fresno, nos resultaría familiar: todos arrimando el hombro para construir  diques (puertos se llamaba en nuestro pueblo) a base de apilar sacos terreros.  Un trabajo muy duro y en las peores condiciones que se puedan imaginar: lloviendo a todo llover, con la urgencia de la amenaza de desbordamiento y con el temor a las roturas que podían acabar en un segundo con todo lo que se había conseguido a base de durísimo esfuerzo e inundarlo todo.
En la película lo hicieron exactamente igual que se hizo en Fresno hace, seguramente, más de cincuenta años.  Aquella vez se desbordaron al mismo tiempo el río Esla y el arroyo de Valdearcos, que entonces pasaba por debajo de el puente grande.  Durante muchos años siguieron los restos de los puertos al lado de las escuelas y junto al río en la zona de El Plantío. La erosión y las obras de las concentraciones parcelarias acabaron con ellos, no el agua.
Isidora Nicolás lo recordaba hace unos años, en un artículo publicado en la revista de un curso que hicieron un grupo de jubilados de la comarca.  Y relataba el episodio, no con el espanto del riesgo que aquello había supuesto, sino con el dulce recuerdo de la unión de todo un pueblo para plantar cara a una gran amenaza y la satisfacción de haberlo conseguido entre todos.
Afortunadamente y gracias a la ingeniería, hoy el río está encauzado y ese riesgo, antaño tan frecuente, parece lejano. Pero en ocasiones, como la semana pasada,  crece, ruge como entonces y hace sentir su poderío.  Por suerte,  hoy nos acercamos a él, con respeto si, pero sobretodo para admirar el fenómeno.   Y sacando ese reportero que todos llevamos dentro y con la facilidad que dan los teléfonos móviles y las redes sociales, muchos sacan  fotos y las comparten: 






Pero pasan más cosas en Fresno, algunas de las que publicaron los medios, aquí están.  No son noticias frescas pero sí bien conservadas. 

En el periódico:







En La Red:



Boletín:









Ya lo dice el refrán: "El que tiene boca se equivoca, y el que no..." Adivina, adivinanza.  Pocos lo sabemos entero.
Y es que esto de los refranes es más importante de lo que parece, vean si no,  las conclusiones de un estudio efectuado por  las eminencias de la universidad de Brown en los EE UU:



No duermo de pensar lo que pueda estar pasándome en la corteza prefrontal, si es que tengo de eso.  Bueno, miedos fuera y aquí están los que mandáis a losamigosdefresno@gmail.com


- En invierno y en verano, la pelliza a mano.
- Cada altar tiene su cruz.
- Obras son amores y no buenas razones.
- El que da, bien vende, si quien recibe lo entiende.
- Caldo que mucho hierve, sustancia pierde.
- Cojo con miedo, corre ligero.
- Entre sastres no se pagan hechuras.
- El que a tiempo descansa, rinde mucho y no se cansa.
- Manos que bien trabajan, no son manos son alhajas.
- Hombre refranero, cabal y certero.
- Ver y no tocar, se llama respetar.
- Caballo que vuela, no necesita espuela.
- El que nace barrigón, ni aunque le fajen queda liso. ¿?
- El que tiene vergüenza, ni come ni almuerza.
- Ninguna mujer es fea por donde mea.
- Los fallos del médico, la tierra los tapa.

Vaya, esto va viento en popa, cada vez llegan más.  ¿En Fresno, tendremos más  grande la corteza prefrontal?. 

























viernes, 21 de marzo de 2014

CUANDO MARZO MAYEA, MAYO MARCEA


 
Habrá que prepararse para un mes de mayo frío y lluvioso, más invernal que primaveral,  ya que estamos a veintiuno y no es que empiece la primavera es que llevamos casi un mes de primavera, con el campo brotado y los árboles más tempranos florecidos. 
Con las ganas que teníamos de buen tiempo después de un invierno excepcionalmente crudo, no por el frío pero si  por la recurrencia de temporales de agua, nieve y vientos, parece que regresamos, por unos días, al invierno.   Hoy, veintiuno de marzo,  la señora del tiempo decía: " despedimos un invierno primaveral para entrar en una primavera invernal en sus primeros días".
 
Todos vivimos pendientes del tiempo.  Siempre fue así.  Los primeros en preocuparse por las cosas del tiempo fueron aquellos cuyos trabajos dependían de las condiciones del mismo como los pastores y los labradores.  Uno de los primeros textos que se conocen sobre la predicción meteorológica se publicó en Inglaterra en el siglo XVII y se titulaba "El legado del pastor".  En España una de las publicaciones más vendidas, aún hoy en día, es El Zaragozano.  No deja de ser sorprendente; de hecho si no fuera por las listas que publican los editores, no se creería.
 
Siempre se dijo que marzo es un mes de encrucijada entre el invierno que termina y la primavera que llega.  Que por eso es inestable y sorpresivo.  Van llegando las golondrinas y los vencejos, siguen aumentando los días (una hora y media de primeros a finales), empiezan reverdecer los pastos y se generaliza la sementera.
 
En todo caso, fuera miedos y por refranes que no quede.  Ahí van unos cuantos, muy conocidos en Fresno y referidos al mes de marzo y a la primavera:
 
- En marzo la veleta, nunca quieta. 
- Por marzo a la mitad, la golondrina viene y el tordo va.
- Por San José, esposo de María, se iguala la noche con el día.
- En marzo mulle el ajo y abril, vuélvelo a mullir.
- Marzo de aguas, buen año de habas.
- Marzo ventoso y abril lluvioso, sacan a mayo florido y hermoso.
- La primavera la sangre altera.
- Agua de primavera, llena la panera.
- Golondrina adelantada, primavera templada.
- Lluvia de primavera, buen año espera.
- Primavera fría, cosecha tardía.
- Ni el centenario, vio dos primaveras en un año.


Pero como siempre, los mejores son los que van llegando al correo losamigosdefresno@gmail.com  aunque no tengan nada que ver con el mes ni con la primavera:

- Aunque sea un buen yerbajo, arráncalo de cuajo.
- El que no tapa una gotera, hunde la casa entera.
- Hierba mala, rápido nace.
- La oveja que es del lobo, no hay pastor que la guarde.
- Buena labor, honra al labrador.
- Siembra perejil en mayo y tendrás para todo el año.
- Mal camino no va buen sitio.
- Más vale tener burro que llevar los palos a cuestas.
- El burro por delante para que no se espante.
- Cargando al borrico, lo mismo dan cien que ciento y pico.
- El que a una bestia trata mal, es más bestia que el animal.

Hay que descubrirse, son buenos y  graciosos.  Y, lo que es yo,  no conocía casi ninguno.



En estas semanas, pocas noticias de Fresno.  Solo algunos datos,  algún anuncio y algún artículo. 







En El Diario de León un artículo demoledor de Ana Gaitero, donde la periodista explota, no puede más y revienta al respecto de nuestros políticos que parecen vivir los mundos de Yupi mientras el campo agoniza y la ciudadanía vive estomagada contemplando la frivolidad que transmiten. De refilón dice algo de los pimientos de Fresno que, seguramente, en el pueblo se entienda bien.

 
 
 
 
Pero como al mal tiempo hay que ponerle buena cara, aquí tenemos unas coplas muy carnavalescas que un ingenioso vecino de Valencia de D Juan dedicó a las autoridades de su pueblo.  Como debe ser en ese género, rezuman un fino humor, no por bien escritas menos causticas. 

 
 
 
Finalmente unos pocos decires de Fresno.  Que nosotros también tenemos sentido del humor.
 
- A los de Fresno no se les inflama, las  picaduras de mosquito... les salen tortollas.
-  Los de Fresno no cometen fallos... son trafallones.
- Los de Fresno no son aprovechados...son tragadores.
- Los de Freno no cierran la puerta...la trancan.
- En Fresno no hace tres días...fue trasanteayer.
- En Fresno las cosas no están lejos...están a trasmano.
- En Fresno las frutas no se resecan...se trechan.
- Los de Fresno no menean las cosas...las trequiñan.
- Los de Fresno no tienen frontón...tienen trinquete.
- Los de Fresno no tropiezan...trompican.
- Los de Fresno no engordan...se ponen como un trullo.
- Los de Fresno no golpean...tunden.
- Los de Fresno no queman...turran.
- Los de Fresno no son cotillas...son hueveros.
- Los de Fresno no son cotillas...son tuteros.
-  Los de Fresno no parten...tronzan.
- Los de Fresno no son avaros...son usmias.
- Los de Fresno no levantan las cosas...las aúpan.
- Los de Fresno no tienen vacaciones...tienen vacantes.
- Los de Fresno no son ligeros de cuerpo...son vaceones.
 
 
Esto se acaba,  también los palabros que ya vamos por la v y quedan pocos, solo para un par de veces más.  Luego habrá que empezar con los dichos que también dan para mucho.  Hasta la próxima.
 
 
 
 
 
 

 
 


sábado, 1 de marzo de 2014

ALEGRIA CARNAVAL QUE MAÑANA ES CENIZA




Este refrán es el equivalente al carpe diem latino que tanto se usa actualmente y que viene a decir "aprovecha el momento, no dejes pasar las oportunidades porque las circunstancias cambian  y mañana tu fortuna puede ser adversa"
Y es que ya tenemos aquí El Carnaval:  la fiesta total y la que más personas celebran en todo el planeta.  Arraigada en todas las culturas y asociada a la libertad, y a los excesos con la comida, con la bebida y con la diversión.  
Dicen los historiadores que tiene su origen remoto en Las Saturnales griegas, las fiestas celebradas en honor de Saturno el poderoso dios de la agricultura y la cosecha, proveedor de tanta prosperidad que se dijo que en su reinado no existían las desigualdades.  En la antigüedad se sacrificaban carneros en ofrenda divina, cuyas carnes  comían los participantes y luego danzaban y realizaban todo tipo de juegos disfrazados con las pieles.  Posteriormente, ya en la era romana, se había sustituido el sacrificio de carneros por un pelele, representante desacralizado de Saturno, de modo que el dios continuaba siendo el héroe protagonista de una fiesta en la que la farsa seguía siendo el principal motivo.
Tan aceptadas estaban estas fiestas y tal era su arraigo popular que ni la más intransigente intolerancia de la cristiandad del medievo pudo con ella, hasta nuestros días en que sigue celebrando en las tres jornadas que preceden a la cuaresma, considerándose un desquite de la austeridad y el sacrificio de la misma . 
En todo caso, el carnaval significa goce, irreverencia, exceso de comida y de bebida, anonimato, alteración del orden, burla y chirigota.   Su singularidad según cada sitio y cada cultura ha inspirado a poetas, músicos y toda clase de artistas y no tan artistas.  Desde nuestro paisano Juan del Encina que allá por el siglo XV decía:

















































La segunda es de Calderón de la Barca.

Dicen que la palabra carnaval viene del italiano carnevale.  Por nuestras tierras, antiguamente se denominaba antruejo y carnestolendas o carnal,  palabras, las tres, de sonoridad más rotunda como corresponde con el tintorro y la morcilla que se consumen con fruición según cuentan.  En este punto hay que decir que en nuestro pueblo las que más gustan son las orejas y las rosquillas de sartén.  Nosotros somos muy golosos.  O lancurdios que diría mi tía Eve.

Por si acaso, la receta:
      - 1k de harina
         - 3 huevos
         - 200 g de manteca de cerdo (o aceite).
         - 1 vaso de orujo (o anís).
         - 1 vaso de leche.
        
Se mezclan los huevos, el orujo, la leche y la manteca, se baten un poco y se va echando la harina hasta que se amase bien la masa y se despegue de las manos.  Después se cortan trozos que se van estirando con el rodillo de cocina hasta dejar una lámina muy delgada.  Se corta esta lámina en rectángulos como el tamaño de la palma de la mano y se van  friendo con el aceite bien caliente.  Cuando se doren se van sacando y se dejan sobre un papel absorvente , después se van poniendo en la bandeja y espolvoreando con azúcar.  Así:




Y el premio a las mejeres es... para las orejas de Rocío Carpintero

Si alguien cree que las suyas son mejores que mande la prueba y veremos...





Y también, algunos años, ha habido buenos disfraces:


1998





1999



1995



1995


 Y este año en Valencia. Sin fotos, de momento...


Ya tenemos una.  La de leonsurdigital.  Son de Fresno:
                                            




En cuanto a refranes aunque no hay muchos que nombren al carnaval por su nombre, si los hay con el de antruejo y  el de carnestolendas, también a la fiesta y a la alegría, al vino y a la comida:

-No hay carnaval sin cuaresma
-Ni carnaval sin luna ni pascua a oscuras
-Por más vueltas que den los sastres, no sacan a carnaval del martes
-Todo el año es carnaval y para algunos mucho más
-Conforme es el carnaval, así es el cuaresmal.
- Alegrías antruejo que mañana será ceniza.
- Carnestolendas aguadas, pascua soleada.
- La noche de antruejo, me tosté el pellejo.
- Sepan gatos que aquí es antruejo. (Cuando hay mucha comida)
- Cuando la fiesta viene, cada uno luce lo que tiene.
- Comer y beber, código de placer.
- Bebido con amigos, bueno es cualquier vino.
- Dijo el sabio Salomón que el vino  alegra el corazón.
- Más abriga el jarro que el zamarro.
- Al que bien baila, poca música le hace falta.
- Cuando bailar quiero, bailo sin pandero.


Pero  los mejores son los  que mandáis al correo amigosdefresno@gmail.com

- Al mejor comer se acabó el pan.
- Cuando hay para carne, es cuaresma.
- Bromeando, bromeando, crudas verdades vas soltando.
- Dios da mocos al que no tiene narices.
- Lengua que muerde, amigo que pierde.
- El que canta su mal espanta.
- El que quiera bien vivir, mucho ha de reír.
- Gato enfadado, araña hasta con el rabo.
- Hablando, hablando, el tiempo va pasando.
- Refranes y sustos, hay para todos los gustos.
- El zorro viejo, huele la trampa.
- Más vale llegar a tiempo que rondar un año.




Y como no, hay que traer esas cosas que pasan en nuestro pueblo y que se han publicado en los medios:







Pero qué cosas tan finas. ¿Quién no se muere por un poco de mantequilla de pimientos asados de Fresno de la Vega? En la próxima feria, abundará en los puestos.


Ya lo dice el refrán: menos ibuprofeno ý más guindilla si quieres buena vidilla.

Para finalizar, unos pocos decires de Fresno  que aún quedan algunos palabros por traer:
- Los de Fresno no son tacaños... son tiñosos
- Los de Fresno no lanzan con tirachinas...lo hacen con tirapiedras.
- Los de Fresno no van a la fuerza... van a tirarramal.
- Los de Fresno no comen altramuces... comen titos.
- Los de Fresno no llaman al perro por su nombre...le dicen titi.
- Los de Fresno no se hunden en el barro... se tollan o se atollan.
- Los de Fresno no se emborrachan... se toman.
- En Fresno los cristales no se empañan... se toman.
- Las vacas de Fresno no se ponen en celo... salen toras.
- En Fresno no vienen ráfagas de viento... hacen torvas.
- En Fresno no se aclara la ropa... se tuerce.
- En Fresno no hay estorninos... hay tordos.
- En Fresno no hay límites de fincas... hay tornas.
- Los de Fresno no tienen vecinos... tienen torneros.
- Los de Fresno no dan una bofetada... dan un torniscón.
- Los de Fresno no son simples... son torteros.
Hasta la próxima que será mejor y que nadie se olvide de rebuscar las viejas fotos.